El proceso

Bajo la sombra de Encinas y alcornoques, descansan las bellotas en los meses de montanera, esperando tranquilas el dulce volver del cerdo ibérico.

El respeto al ecosistema de la dehesa, a los propios animales y al entorno de la industria, es nuestra premisa fundamental a la hora de llevar  a cabo las actuaciones ganaderas e industriales.

El secreto. Tradición, trabajo y calidad.

Nuestros cerdos, tienen todos nombre propio. Sus productos, apellidos únicos.